lunes, 11 de abril de 2016

Los lamebotas, lambiscones.




Los lamebotas, lambiscones.



Hoy quiero compartir con ustedes algo que he visto por muchos años, especialmente en el trabajo.
Y desde hace mas de un año lo he visto más de cerca; como unas personas con el afán de poder de jefatura y por una mejora salarial, están jugando el juego de su jefe de turno.

La demagogia esta a flor de piel, prometiendo, prometiendo y prometiendo...bueno hay personas que les gusta este juego para su propio beneficio y no les importa el bien común

Hay cosas que catalogan a las personas como lo peor de lo peor, personas sin carácter, sin alma y sin integridad.

No creo exagerar, pero ahora es peor que la lepra ser un soplón, también igual de malo es ser mentiroso pero el peor adjetivo calificativo del mundo que se le puede dar a una persona es ser un lambiscón-lambebotas-, eso sí es terriblemente malo y no solo es un gran insulto, sino que además la persona que recibe ese apodo realmente carece de principios, integridad.

No es exageración, nadie quiere ser amigo del lambiscón, por ello este es el peor insulto que le puedes hacer a alguien.

Las personas buenas y honorables, los que no somos lambiscones vamos por el mundo triunfando por mérito propio, para nosotros esta palabra si es un grave insulto cuando la escuchamos, aunque puede ser que a un lambiscón no le importe en lo más mínimo.

Pero ¿qué es un lambiscón?, seguro te preguntaras, la respuesta es simple.

Lambiscón es la palabra que se usa para referirse a la persona que para lograr algo como favores u algún otro tipo de beneficio personal, lo que hace es halagar y adular a una tercera persona que puede hacerle dicho favor.

Es la persona que hace lo que sea para quedar bien con alguien, aunque no sea algo cierto o se piense de esa manera, simplemente son halagos vacíos para obtener algo en el proceso.

Eso es ser un lambiscón, también es conocido como lamebotas,  y la lista sigue sin parar; creo que lo más molesto de toparte con un lambiscón-lamebotas es que ellos son capaces de hacer cualquier tipo de cosas que atentan contra la integridad humana, para conseguir lo que ellos quieren, únicamente con su labia. Mientras que los demás en el mundo, intentamos destacar por muchos méritos, capacidades y esfuerzos.

Los lamebotas existen en cualquier área profesional, estudiantil y hasta familiar, esas personas que únicamente escalan por la habilidad de su lengua, pero hay que aceptar que es un hecho innegable de esta vida, que nos vamos a topar con muchos lamebotas, que solo concuerdan con el jefe para conseguir un trato preferencial; esas personas que únicamente por tener una buena relación personal o amistosa con el jefe tienen mayores beneficios y ventajas.

La única forma para vencer a un  lamebotas es ser más lamebotas que él, o hacer tu trabajo tan impecable y perfectamente que nadie pueda decir nada.


Entonces mejor decido como persona integra y con valores hacer mi trabajo tan impecable y excelente.

Vamos a vivir y convivir con los lambebotas, lo importante está en detectarlo y no rodearnos de ellos cuando estemos en un puesto de liderazgo..pero si están entonces hay que saberlos manejar, y como; no dando importancia a sus filosofías de pensamiento y a sus criticas constantes, ya que es el único estrategia que poseen.

Lo único que saben hacer es desmerecer el trabajo de otros para quedar bien con su jefe de turno..


Julio Alarcón

1 comentario:

  1. Si debemos ser muy cuidadosos ser lamebotas no es correcto, pero ser rebelde tampoco la línea puede ser delgada entre estas dos facetas, solo debemos recordar ser siempre íntegros y hacer una competencia sana donde lo primordial sea el respeto a los demás y a uno mismo. Gracias por su aporte saludos.

    ResponderEliminar