miércoles, 22 de agosto de 2012

¿Estamos diseñados para el fracaso o el éxito?




¿Estas destinado a fracasar o a tener exito?

Tu cuerpo y tu mente están diseñados para el fracaso en  cualquier cosa que quieras emprender.
¿POR QUE?


 Miles de años atrás cuando  los hombres Vivian en la naturaleza, cazaban y recolectaban comida para alimentarse. Pues en ese entonces por las condiciones de esos momentos y por la evolución natural del ser humano las personas estaban diseñadas física y mentalmente para la supervivencia y lo que esto significa es permanecer con vida el día presente, es decir que no pensaban en el futuro.

 Si una persona encontraba una fruta que podía alimentarlo indiscutiblemente se la va a comer inmediatamente pues su instinto de supervivencia se lo dice, las personas de este entonces vivían el día a día pensando solo en la satisfacción inmediata.


En el mundo actual los seres humanos seguimos estando preparados física, biológica y mentalmente para las mismas condiciones de esas épocas, pero con la diferencia que vivimos en un entorno diferente.

A la gente no le queda dinero al final del mes, porque viven al día a día, porque no tienen ahorros suficientes para su futuro, porque si pierden su empleo su mundo entero se va al suelo pues no hicieron nada PARA  LOGRAR UN MEJOR FUTURO.

Todos estos comportamientos son naturales, sin embargo son poco eficientes para vivir en la sociedad y el mundo actual. Teniendo en cuenta estos conceptos podemos afirmar que el cuerpo y la mente de los seres humanos están diseñados para fracasar.

Lo que debes hacer para salirte de este circulo natural es: sacrificar tu satisfacción inmediata por una satisfacción en el futuro, debes planear  tu  futuro.

Como te habrás dado cuenta son muy malas noticias esto que tu cuerpo y tu mente están diseñados para el fracaso, sin embargo existe una solución para todo ello y te la voy a dar hoy, así que solo sigue leyendo…

La clave para lograr vencer tu mente y tu cuerpo es luchar contra ti mismo

¿Luchar contra mí mismo? Si, así es. Si tu mente y tu cuerpo están diseñados para el fracaso  entonces debes luchar contra ellos, vencer tu propia naturaleza y dominarte a ti mismo.

No es nada fácil, lo estoy sintiendo en carne propia desde hace años, estoy en el proceso, es algo duro y de dedicación, pero si quieres tener éxitos contantemente es imprescindible que lo hagas.


Te comparto  El Cómo Hacerlo:
  1. Metas claras: antes que nada es básico que sepas para dónde vas y qué quieres exactamente en la vida, puedes decir “quiero ser ...........” ,  “quiero hacer ...........” ,  pero debes tener metas suficientemente claras y especificas del estilo “quiero tener ........tal cosa en el  año 2015”. Escribe tus metas en un lugar visible puede ser en una hoja y léelas lo más que puedas todos los días.
  2. Investigar: investiga quién  ya logró lo que tú quieres lograr o algo muy similar, averigua muy bien todo de esa persona: su historia, sus costumbres, su forma de hablar, qué pensaba y que hacía.
  3. Pagar el precio: tu sueño y tu meta tiene un precio que no está fijado en dinero si no en esfuerzo, sacrificio, miedo, superar ciertas barreras, trasnochadas, etc. si estás dispuesto a pagar ese precio vas a llegar a tu sueño, de otra forma no lo harás.
  4. Desarrollar los hábitos necesarios: ya que identificaste el precios que debes pagar debes definir que hábitos te permitirán pagar el precio, todas las acciones que hagas deben estar enmarcadas en un habito.
  5. Persistir: siempre debes seguir adelante, vas a atravesar por muchos momentos difíciles y muy duros, pero si te rindes ahí habrá quedado todo. Si sigues tu sueño aun vive en ti y no descansarás hasta volverlo una realidad.
Como te das cuenta lograr el éxito requiere de cosas más allá de la capacitación , requiere de que trabajes en tu desarrollo personal, tu manejo del tiempo, tu motivación y muchos factores más que te llevarán a lograr tener un equilibrio personal y dominar tu vida…

La vida de Personas exitosas han estado llena de  fracasos. Gente como Walt Disney, Abraham Lincoln, Thomas Edison, o Henry Ford, fallaron varias veces.

Pero aprendieron, mejoraron, volvieron a probar, y tuvieron éxito a partir de ahí. No echaron culpas, no se frenaron por la auto-compasión, no se desentendieron de los errores. Los abrazaron, aprendieron, y los cambiaron.

Espero te sirva esta reflexión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario