sábado, 21 de abril de 2012

Trabajo en equipo.




Hoy vamos a hablar de trabajo en equipo, algo que se dice fácil pero ejecutarlo es un reto gigastesco en las empresas.
Todos sabemos que hoy el trabajo en equipo es valorado como una de las claves del éxito de las empresas, ninguna empresa puede prescindirse del trabajo grupal, y la efectividad de la organización descansa, entonces, en la efectividad del trabajo en equipo.
Un equipo es un conjunto de personas que se necesitan mutuamente para actuar. Todos los equipos son grupos, pero no todos los grupos son equipos.
Hay un clásico dicho de los enamorados: ‘Te amo por lo que soy cuando estoy contigo’. como lo aplicamos nosotros en lo que respecta al trabajo en equipo:
Cuando un equipo logra mayor alineamiento, surge una dirección común y las energías individuales se armonizan. Hay menos desperdicio de energía. Surge lo que llamamos sinergia, algo así como la luz de un rayo láser en contraste con la luz dispersa de una bombilla.
Un buen ejemplo es un conjunto musical, en el cual, lo que realmente importa, es que los músicos sepan TOCAR JUNTOS.
Los equipos deben aprender a explotar el potencial de muchas mentes para ser más inteligentes que una mente sola. Tal sentimiento puede formularse con una frase como: ‘Ninguno de nosotros es más inteligente que todos nosotros’.  
Y el espíritu del equipo al enfrentar cada cuestión o desafío es: ‘Todos nosotros contra el problema, y no los unos contra los otros’.
 

El estímulo y las motivaciones

El estímulo y las motivaciones son las dos grandes alas de todo trabajo en equipo. Estimular es excitar, incitar, mover con viveza a la realización de algo, o acelerar una actividad, es tocar el alma positivamente de alguien
El estímulo, en un equipo, debe de establecerse en cuatro direcciones: hacia arriba, hacia abajo, a lo ancho y hacia adentro.
En relación  (hacia adentro) es donde se revela la importancia de la motivación. 
Motivar es dar causa o motivo para algo. El término motivo proviene del latín motivus, de motum, de motere, que significa mover. El motivo moviliza hacia la acción. Es obvio que se necesita un motivo para hacer cualquier cosa bien.
Las principales motivaciones en un trabajo en equipo son similares a las motivaciones individuales, por ejemplo: el deseo de seguridad, el de una oportunidad (económica o profesional) y el ver reconocidos los méritos propios, entre otros.

  La sinergia: el concepto más potente del trabajo en equipo
El término sinergia, muy utilizado en medicina, representa el efecto adicional que dos órganos producen al trabajar asociados. Este fenómeno permite que haya la mayor unión de fuerzas en la solución de cada problema. Por lo tanto, la sinergia es la suma de energías individuales que se multiplica progresivamente, reflejándose sobre la totalidad del grupo.
La valoración de las diferencias (mentales, emocionales, psicológicas) es la esencia de la sinergia. 
Y la clave para valorar esas diferencias consiste en comprender que: Todas las personas ven el mundo no como es, sino como son ellas mismas. 
Que opinas....Y a ti como te va con el trabajo en equipo en tu organización?

No hay comentarios:

Publicar un comentario